Compra y coacción del voto, intromisión de autoridades en los comicios, participación obligada de maestros, apoyo de gobernadores a sus partidos e institutos electorales débiles, es el preámbulo de las elecciones del próximo domingo.

Eso fue lo que documentó, en al menos 8 de los 14 estados donde habrá comicios, la Comisión Especial para dar Seguimiento a los Procesos Electorales, integrada por los senadores José María Martínez, del PAN; Manuel Camacho, del PRD; y Patricio Martínez, del PRI.

El reporte, que fue presentado a la Comisión Permanente del Congreso, indica que en varias entidades es preocupante la falta de condiciones para un voto libre, principalmente entre los más pobres.

“En México todavía no existe el voto libre y secreto para un sector de la sociedad: la más vulnerable, la más pobre; las prácticas de compra y coacción del voto no han cambiado, se han fortalecido y sofisticado, y se han convertido en cultura, la mayoría de los partidos lo hace, sobre todo los que están gobernando”, indica el estudio. El presidente además advirtió que Veracruz y Coahuila son los estados con focos rojos rumbo a los comicios.

“Los focos rojos son Veracruz y Coahuila por la intervención del Gobierno, la poca legitimidad y el poco desarrollo democrático”, indicó el legislador panista.

Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, también prendió la alerta en Quintana Roo, Veracruz, Oaxaca y Baja California.

Según el informe presentado ante la Comisión Permanente, la compra y coacción del voto de ha sofisticado y es utilizada por todos los partidos políticos.

“El blindaje electoral es una simulación, ya que se lanza cuando ya no es posible detener toda la estructura de compra de votos”, señala.

La comisión especial ve en Coahuila un foco rojo en el desarrollo del proceso electoral. En el caso de Aguascalientes, prevé abstencionismo y aumento del voto nulo.

Sobre Hidalgo, la comisión agrega que, en opinión de investigadores, debido a la nula alternancia, la ciudadanía asocia la política social se asocia con el PRI.

“La ciudadanía está cada vez más alejada de las autoridades y de los políticos, que el voto, para los ciudadanos, no es más que un agradecimiento de las prebendas recibidas y no hay mecanismos de participación ciudadana”.

Menciona que en Quintana Roo, además del llamado “turismo electoral”, las candidaturas independientes son usadas por los propios partidos para dividir el voto de sus competidores. En el caso de Puebla, indica que ante los reclamos de los partidos pidieron al Gobernador Rafael Moreno Valle no acudir a los mítines de los candidatos del PAN.

Precisan

Jorge Márquez Montes, oficial mayor de la Secretaría de Gobernación, precisó ayer que el Gobierno federal intervendrá sólo cuando así lo soliciten autoridades u organismos electorales estatales.

“El Gobierno federal tiene pleno respeto por la soberanía de las entidades federativas. En ese sentido, el Gobierno federal está atento del desarrollo de los procesos electorales. Coadyuva en respaldo de ellos, a petición y solicitudes que hagan las entidades federativas”.

“Los procesos electorales que este domingo se desahogarán son organizados por los institutos estatales electorales, son ellos quienes hacen las solicitudes o las entidades federativas quienes hacen las peticiones en dado caso que así se requiera”, apuntó.

La Comisión Nacional de Seguridad indicó que el traslado y resguardo de boletas y urnas, al igual que la vigilancia de la jornada electoral del domingo, estará a cargo de las policías estatales y municipales.

Informó que la Policía Federal no desplegará operativos especiales y sólo mantendrán comunicación permanente con los gobiernos de las 14 entidades donde se llevarán a cabo las elecciones.

Articulo siguientePRI y PAN se declaran ganadores de elecciones en Baja California

Articulo previoPGR autoriza traslado de Granier a Tabasco