Sin presentar cifras, ambos se dijeron vencedores en una contienda que, de acuerdo con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) en su pronunciamiento de la noche, aún no hay candidato ganador.

 

“Ninguna coalición ni ningún partido tiene elementos esta noche para declararse ganador”, dijo el presidente del IEPC, César Castro Bojórquez.

 

Hasta el momento, con el 92.5 por ciento de las actas computadas, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) otorgaba una mínima ventaja a Kiko Vega.

 

El candidato de la alianza integrada por PAN, PRD, Panal y PEBC, alcanzaba 47.19% de los votos, mientras que Fernando Castro Trenti, de la alianza integrada por PRI, PVEM, PT y PES, llegaba al 44.09%, y César Castro, de MC, llegaba al 5.11 por ciento.

 

Uno de los bandos habla de cambio

Sobre las elecciones, el abanderado del PRI aseveró que estos resultados se veían venir desde hace varias semanas en el fervor de los bajacalifornianos que le pedían: “Por favor gana”.

 

“Los bajacalifornianos expresaron su preocupación por el cambio; estoy decidido a cumplir a cabalidad cada uno de nuestros compromisos, voy a trabajar muy duro en el reencuentro de todos como lo hice desde el Senado. Trabajaré sin distingos con el único interés de que le vaya bien a Baja California”, sostuvo.

 

En este sentido, el líder del PRI, César Camacho Quiroz, manifestó que, por respeto a la ley, su partido esperará a que en el trascurso de las próximas horas las autoridades ratifiquen el “triunfo” de Castro Trenti.

 

Dijo que hace 24 años, el entonces líder nacional del partido, Luis Donaldo Colosio, reconoció que las encuestas no le eran favorables al partido y pero que, sin embargo, la noche de este domingo es diferente.

 

“A otro presidente del PRI le ha tocado la oportunidad de decir que el pueblo (...), los ciudadanos bajacalifronianos han decidido que su próximo gobernador sea Fernando Castro Trenti”, afirmó el dirigente nacional del PRI, acompañado del diputado Manlio Fabio Beltrones.

 

El otro, resalta la continuidad

Del lado panista, los presidentes nacionales del PAN, Gustavo Madero Muñoz, y del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, anunciaron que Francisco Kiko Vega de Lamadrid será el próximo gobernador de Baja California.

 

Kiko Vega agradeció a los presidentes nacionales de los partidos que conforman la alianza que encabeza el PAN, así como a la gente por el apoyo que le brindó, pues aseguró que está “cinco puntos arriba en encuestas de salida, lo que será seguramente confirmado por el PREP”.

 

En tanto, el líder nacional del Partido Acción Nacional aseguró que el candidato de la alianza Unidos por Baja California lleva cinco puntos de ventaja.

 

“Quiero informarles que tenemos una ventaja de cinco puntos por delante del más cercano contendiente”, dijo Madero.

 

“Va a ser Kiko Vega el próximo gobernador de este estado, las tendencias ya lo están dejando claro”, añadió Madero.

 

El dirigente nacional del PAN dijo que obtuvieron la victoria en el municipio de Mexicali, Baja California, mientras que, en Tijuana, “creemos que vamos a ganar”.

 

Madero agradeció a los mexicanos por su participación, felicitó a sus aliados y aseguró que Baja California es para el PAN, en el que sería su quinto triunfo electoral consecutivo en el estado.

 

Uno de los priistas que votaron en esta frontera fue el empresario Jorge Hank Rhon, quien aseguró que nunca se le quitará “el gusanito” de ser gobernador de la entidad.

 

“Nunca se me va a quitar el gusanito de las aspiraciones, pero estamos a lo que el pueblo diga”, afirmó.

 

En 2007, Hank Rhon compitió como candidato del PRI a la gubernatura de la entidad, pero perdió la elección ante el panista José Guadalupe Osuna Millán, actual gobernador.

 

Para las elecciones de ayer domingo, Hank Rhon también había hablado de sus aspiraciones de contender por el PRI, pero la candidatura quedó en manos de su correligionario Fernando Castro Trenti.

Se perfila equilibrio en Congreso

La alianza encabezada por el PRI en Baja California se encamina a perder el aplastante control del Congreso local, pues al cierre de esta edición la oposición aventajaba en ocho de los 17 distritos en que está dividida la entidad, mientras que el PRI superaba en nueve.

 

MAYORÍA En la elección para gober-nador, al cierre de esta edición, PAN-PRD-Panal aventajaban en 13 de los 17 distritos; el PRI sólo en 4.

 

      De acuerdo con datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de las 00:30 horas de hoy y con un 34 por ciento de actas capturadas, la alianza Unidos por Baja California (integrada por PAN, PRD y Panal) aventabaja en los distritos I, III, IV, V, X, XI, XII y XIII.


     A su vez, la alianza Compromiso por Baja California (compuesta por PRI, Verde y PT) llevaba la delantera en los distritos II, VI, VII, VIII, IX, XIV, XV, XVI y XVII.


    De confirmarse las tendencias, el reparto de poder en el Legislativo estatal se modificaría, pues actualmente el Revolucionario Institucional tiene una bancada de 13 diputados, superando ampliamente a los panistas, que tienen seis curules, mientras que el resto de los partidos (PRD, PT, Verde y Estatal de Baja California) tienen uno cada uno.


     El PRI llegó a las elecciones de este 7 de julio con un predominio en los congresos estatales, pues de los 13 estados donde se renuevan legislaturas, tiene mayoría en 12, una de las cuales corresponde a Baja California.


     Por la mañana, el gobernador José Guadalupe Osuna Millán dijo que la elección se estaba desarrollando en paz y la seguridad se encontraba garantizada.


     Alrededor de las 14:00 horas de ayer, luego de emitir su sufragio en Tijuana, el gobernante dijo que las autoridades del estado y federales encargadas de vigilar que los comicios se desarrollaran tranquilamente se encontraban coordinados.

 

Tijuana se volvió epicentro de la política nacional

Por 24 horas los entretelones de la política nacional se discutieron y se decidieron en esta frontera, donde las cúpulas del PAN y del PRI acudieron para arropar a sus respectivos candidatos que se disputaron la primera gubernatura en el actual sexenio.

 

POCAS GANAS Hasta la medianoche, el porcentaje de participación ciudadana en BC era de sólo 39 por ciento.

 

El líder nacional del PRI, César Camacho Quiroz, junto al diputado Manlio Fabio Beltrones, acompañaron desde el momento en que acudió a votar al candidato de la alianza Compromiso por Baja California, Fernando Castro Trenti.

 

Gustavo Madero Muñoz, después de que no pudo votar en las elecciones locales de su estado natal, Chihuahua, acudió a Tijuana para apoyar al panista Francisco Kiko Vega, junto con Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel Miranda, como también lo hizo el líder del PRD, Jesús Zambrano Grijalva.

 

PADRÓN En esta entidad fronteriza dos millones 407 mil 151 ciudadanos estaban facultados para acudir a las urnas.

 

En los cuartos de guerra de ambos candidatos se deliberó anoche sobre las implicaciones de estas elecciones en la relación de los distintos partidos con el presidente Enrique Peña Nieto y con el Pacto por México.

 

Por la mañana, el líder nacional priista adelantó que estas elecciones no significaban una evaluación de los primeros seis meses del sexenio de Enrique Peña Nieto, y tampoco deberían de tener implicaciones en el Pacto.

 

Madero buscó mantener la cautela, aunque en su primer círculo se deliberó que la eventual  pérdida de la primera gubernatura que conquistó Acción Nacional en 1989, con Ernesto Ruffo Appel, haría aún más débil su mandato al frente del partido.

 

Y fue en Tijuana donde, después en la tarde, el priista César Camacho Quiroz empezó a enumerar lo que para él sería un rosario de triunfos: “Ganamos Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Tlaxcala, Zacatecas, Oaxaca capital y Veracruz Puerto”.

 

Dos horas, después el priista aseguraría, sin dar cifras, que Fernando Castro Trenti obtendría la gubernatura de Baja California, tras 24 años de gobiernos de Acción Nacional.

 

A la par, Gustavo Madero, insistía en las “triquiñuelas” del “viejo PRI” para tratar de ganar los comicios, pero pese a ello, insistía, el PAN mantendría como uno de sus bastiones a Baja California, la primera gubernatura que ganó en el año de 1989.

 

Madero aseguraría que “pese a las triquiñuelas”, Acción Nacional en alianza con el PRD, el Panal y el partido local PEBC  retendría el gobierno que dejará en noviembre José Guadalupe Osuna Millán.

 

Madero también aprovechó para festejar que el PAN ganaría la ciudad de Puebla, así como Torreón y los principales ciudades de Coahuila, Chihuahua y Aguascalientes.

 

“Prudencia” fue el llamado que hizo el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Baja California a los partidos, a los dirigentes nacionales y a los candidatos en el estado.

 

“Ninguna coalición, ni ningún partido tiene elementos esta noche para declararse ganador”, fue el llamado lacónico que desde Mexicali hizo el presidente del IEPC, César Castro Bojórquez.

 

Pese al llamado, el abanderado priista Fernando Castro Trenti emitió hasta comunicados donde  afirmaba que gobernaría acertadamente.

 

“Los bajacalifornianos expresaron su preocupación por el cambio; estoy decidido a cumplir a cabalidad cada uno de nuestros compromisos, voy a trabajar muy duro en el reencuentro de todos como lo hice desde el Senado. Trabajaré sin distingos con el único interés de que le vaya bien a Baja California”, dijo.

 

Pero el panista Gustavo Madero no se quedó atrás: “Pasando a los resultados, quiero informarles lo que desde hace semanas ya sabíamos: que Baja California ha confirmado por quinta ocasión un triunfo para un candidato nuestro. Va a ser precisamente nuestro candidato Kiko Vega, próximo gobernador de Baja California”, dijo.

 

El abanderado panista hasta festejó que en los primeros datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), le daban una pírrica ventaja.

 

Con las victorias anticipadas, los habitantes de Tijuana tuvieron un magro festejo en el monumento a Cuauhtémoc. De un lado de la glorieta festejaban los seguidores del panista Kiko Vega y del otro los del priista Fernando Castro Trenti.

 

En los céntricos hoteles, habilitados para la jornada electoral por cada candidato, se dieron también “festejos” privados por separado, con música, pero sólo para el primer círculo de los equipos de campaña.

 

Sin embargo, las encuestas internas de ambas casas de campaña daban anoche una diferencia de alrededor  de uno por ciento entre ambos candidatos.

 

En el IEPC de Baja California, en Mexicali, el panorama no era distinto: ocho empresas encuestadoras contratadas por la autoridad electoral realizaron conteos rápidos. Los consejeros electorales acordaron que no se publicara ninguna, bajo el mismo argumento, lo cerrado de las tendencias.

 

Así como quedaron anoche indefinidos los resultados finales de la contienda electoral por la gubernatura de Baja California, quedaron también detenidas las directrices del rumbo de los grandes acuerdos nacionales como el Pacto por México.

 

En la madrugada, los temas de la agenda nacional seguían pendiendo el futuro que tome la elección de Baja California.

 

Tricolor pierde dos municipios

Con un voto diferenciado para los cinco municipios de Baja California, la alianza encabezada por el PRI se encaminaba a retener tres alcaldías, mientras que la coalición PAN-PRD-Panal se perfilaba a arrebatar dos que estaban en poder del tricolor.

 

TECATE La contienda más cerrada se registraba anoche en Tecate, municipio donde el PRI aventajaba al PAN por sólo 400 votos.

 

De acuerdo con cifras del PREP, la alianza Compromiso por Baja California, conformada por PRI, Verde y PT, aventajaba a sus rivales en los municipios de Tijuana, Tecate y Ensenada, mientras que en Rosarito y Mexicali, Acción Nacional llevaba la delantera.

 

Las cifras del PREP le daban una amplia ventaja a los candidatos priistas en Tijuana, Tecate y Ensenada, Gustavo Astiazarán Orci, César Moreno y Gilberto Hirata Chico, respectivamente.

 

 Por su parte, en los casos de Rosarito y Mexicali, los abanderados de la alianza panista, Silvano Abarca Macklis y Jaime Díaz Ochoa,  registraban una relativa ventaja en estos dos municipios gobernados por priistas.

 

Entre los incidentes registrados durante la jornada electoral destacan los casos de una bomba molotov arrojada en el domicilio de una candidata suplente a regidora en Tijuana, la quema de boletas en una casilla de Mexicali y la detención de tres presuntos delincuentes electorales que se ostentaron como periodistas.

 

El dirigente panista Gustavo Madero enlistó hasta 169 incidencias que serán presentadas ante el Instituto Estatal Electoral y de  Participación Ciudadana de Baja California.

 

El caso de las boletas quemadas en una urna se registró en la casilla 398, donde los tripulantes de dos camionetas que arribaron a la escuela primaria México, donde se instaló dicha casilla y procedieron a incinerar la papelería electoral.

 

Ante este incidente, el presidente del Instituto Estatal Electoral, Rubén Castro Bojórquez aseveró que se cancelarán los resultados de dicha casilla.

 

 Con respecto al último caso, tres individuos que se ostentaron como periodistas fueron detenidos alrededor de las 17:05 horas de ayer, tras de ser denunciados por funcionarios de la casilla electoral 1314, ubicada en la unidad habitacional Fovissste II de Tijuana.

Articulo siguienteSistema PREP reporta triunfo del PRI en capital de Oaxaca

Articulo previoDocumentan anomalías y aumenta tensión electoral