Hermosillo, Sonora a 19 de enero de 2011.- Todo listo se encuentra para la inauguración de la edición número 27 del Festival Alfonso Ortiz Tirado, este 21 de enero en Álamos, con la presencia del Gobernador del Estado, Guillermo Padrés Elías.
 
Lo de “FAOT” ya pasó a la historia y María Dolores Coronel Gándara pide a la prensa no denominarlo más de esa forma para darle una identidad nacional e internacional, pues solo aquí en Sonora sabemos el significado del acrónimo.
 
La directora del Instituto Sonorense de Cultura, en desayuno con representantes de los medios de comunicación de la capital, dice esta ocasión se decidió hacer trascender al festival más allá de las fronteras nacionales.
 
Apasionada de la cultura, la popular “Poly” refleja emoción al enumerar la cantidad de espectáculos, presentaciones de artistas, locales, nacionales y extranjeros, en un evento dedicado cien por ciento al llamado bel canto, la ópera, único en el mundo por su naturaleza.
 
El viernes la inauguración abrirá con la entrega de la medalla Alfonso Ortiz Tirado 2011, a la mezzosoprano mexicana María Luisa Taméz, de manos del mandatario estatal, a las 19:30 y a partir de ahí inicia la fiesta por siete días en Álamos, y en seis subsedes más: Hermosillo, Guaymas, Cajeme, Navojoa, Etchojoa y Huatabampo.
 
En el portal http://www.festivalortiztirado.gob.mx podrá encontrar toda la información del festival, artistas, horarios, presentaciones, tanto en tierras alamenses como en las subsedes.
 
Coronel Gándara destacó la presencia en la selección del programa operístico, del maestro Enrique Patrón de Rueda, quien analizó junto con los organizadores más de 450 propuestas de presentaciones.
 
Eso habla que, en 27 años, el Festival ha logrado consolidarse y ser una tribuna con mucha demanda e interés de los artistas.
 
Esta el caso del internacional flautista mexicano Horacio Franco, quien analizó más de 80 temas musicales. Es también señal de la importancia y seriedad de los artistas por no presentar cualquier cosa.
 
“Poly” Coronel mencionó durante la presentación realizada en la capital del país, la impresión causada en los periodistas por la magnitud, organización y logística del festival. “Como creen estar en el ombligo del mundo, tampoco creen que seamos capaces de hacer cosas importantes por acá”, dice.
 
Y es que hay artistas a quienes se buscó con un año de anticipación, porque muchos de ellos tienen agendas saturadas hasta por dos o tres años.
 
Tal es el caso, adelanta, del tenor sensación del momento, Arturo Chacón, quien se tiene acordado desde el año pasado una presentación para la edición 28. Chacón es mexicano y orgullosamente sonorense, nacido en Cajeme pero avecindado en Estados Unidos.
 
Así como Chacón, existen al menos cinco tenores mexicanos en el extranjero que la gente, ni aquí, conocemos. Sonora es semillero de tenores, contratenores y sopranos, porque a decir de Patrón de Rueda, la complexión del sonorense en México es única por el tamaño de la caja toráxica, dice Coronel.
 
Un evento que será una gran atracción sin duda son las óperas de bolsillo, es decir, fragmentos de obras cantadas por personas dispersas entre la gente y esta presentación no podrá tener mejor escenario que un mercado o la terminal de camiones.
 
Así que no se extrañe si la próxima semana un verdulero o carnicero le atiende interpretando La Traviata.
 
El Festival tiene además un foro para los jóvenes, donde habrá rock en sus distintas expresiones. También, dice Poly Coronel, se ha habilitado un campo de beisbol en Álamos como lugar para que puedan acampar, con seguridad y vigilancia. Hasta baños tendrán.
 
El tema de la venta de cerveza no pudo quedar fuera. En esta ocasión se buscará tener mejor control, por eso el espacio para acampar, para que los jóvenes puedan ahí tener sus reuniones. Además, habrá retenes en el tramo entre Navojoa y Álamos para revisiones y se anuncia desde hacer varios días en la zona, que quienes transporten bebidas alcohólicas se les incautará.
 
Festivales deben ser la cereza del pastel
 
Para Poly Coronel, los festivales no deben considerarse como creadores de la cultura, si se promueve, pero deben verse como el producto final de una verdadera educación y fomento cultural. La cereza del pastel, lo califica.
 
Para la titular del ISC, son las bibliotecas un punto donde se puede iniciar a desarrollar la cultura y las artes desde los niños. Ahora, la institución trabaja con el Consejo Nacional de Cultura y Arte, (Conaculta) en la conformación de las bibliotecas modelo.
 
Fueron nueve en todo el país las que se instalaron, una de ellas en el ISC, donde se pueden dar clases de guitarra, de pintura, de baile, se fomenta la lectura, entre otras actividades.
 
En Sonora existen 142 bibliotecas y el proyecto está encaminado a remodelarlas porque muchas están en malas condiciones, al igual que muchos museos, y solo se sostienen por el trabajo y esfuerzo de quienes están a su cargo.
 
Para ese proyecto se requiere al menos unos 100 millones de pesos, pero se cuenta con 16.5 millones en un recurso tripartita entre estado, federación y la iniciativa privada.
 
Este 2011, el ISC ejercerá 39 millones de pesos y de ahí 8 millones son para el Festival. El total de recursos para el evento es de 22  millones de pesos, de los cuales la federación pone 11 millones, la mitad, y la iniciativa privada 3 millones de pesos.
 
“En la conformación de los presupuesto anuales, somos a los últimos a quienes nos dan pero somos los primeros a quienes nos quitan cuando hay recortes”, dice sin tapujos.
 
Este año, la dependencia establecerá reuniones con los municipios para que presenten proyectos culturales y el ISC se convierta en gestor ante Conaculta. Sí hay recursos, dice Coronel, pero si no hay propuestas no llegan.
 
También adelante que el instituto promoverá la apertura de empresas culturales como existen en naciones como las europeas. Esto es, que en los casos como el Festival Ortiz Tirado, el ISC dejaría en manos de éstos comercios la organización y logística.
 
La opción la contempla en serio el ISC, porque se pierde mucho tiempo en una sola actividad y para no descuidar la labor, en 2012 podría el instituto privatizar esos aspectos del festival.
 
Este año, el Instituto Sonorense de Cultura volteará a los niños, porque existe mucho interés de su parte por las actividades artísticas. Además, presentaciones de artistas como los del Festival Ortiz Tirado, ya no solo se verán por una semana sino que se buscará traerlos a foros específicos todo el año.

Articulo siguienteGestiona Congreso acciones ante CFE

Articulo previoLlega a Sonora aeronave equipada para combate a delincuencia